BARRACAS CIUDAD DE BUENOS AIRES BARRIOS DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES CAPITAL FEDERAL ARGENTINA
Busqueda por:
Barrios de la Ciudad de Buenos Aires
Agregar a Favoritos Intertournet® como Página de Inicio Hora Mundial El Tiempo Pronósticos
BARRACAS: LUGARES DE INTERES Volver - Ir al Home de Cdad. de Buenos Aires

(Hacé click en los números para ver la información)

LUGARES DE BARRACAS  Fue zona de quintas, paseos, cabalgatas y reuniones de lo más distinguido de la sociedad porteña, cuando muchas familias tenían sus casa por el lado sur de la ciudad. En contraste con esta estampa, a fines del siglo pasado, se convirtió en una zona despreciada y olvidada, una zona de fábricas, obreros y casas baratas.  La historia del barrio comienza desde el asentamiento del Adelantado Pedro de Mendoza, (1536).  Según Paul Groussac, "... estos parajes y pajonales del Riachuelo, eran en la época de la conquista...trechos, no lejos de la costa, con bosquecillos de talas y espinillos que alzaban sus ramas de menudo follaje sobre los matorrales vecinos.  En las cañadas y orillas de los arroyos, la humedad mantenía una fresca vegetación de totoras y cortaderas, formando tupidos pajonales... alguna cristalina laguna, flanqueada de juncos y cuyo espejo rayaban con zanca pausada, rosados flamencos y cigüeñas de plata."  El comercio comenzó a desarrollarse en la zona del puerto. Se construyeron barracas a principios del siglo XVIII. Estas eran construcciones precarias que estaban destinadas a guardar los frutos del país, que luego debían embarcarse por el Riachuelo, o recibían mercadería del exterior.

1. AV. MARTÍN GARCÍA

Era el antiguo camino a Magdalena y Quilmes, llamado camino a la Ensenada de Barragán, que inicialmente nacía en la plaza Mayor, con salida de carretas del puerto por la calle Defensa, Humberto I, al puerto de los Navíos.

2. AV. MARTÍN GARCÍA 584
Estaba en la quinta del Alte. Guillermo Brown, que fue declarada Lugar Histórico en el año 1948. Guillermo Brown fue un marino irlandés, creador de la primer flota naval de la Argentina.  La casa era de planta alta rodeada por un jardín y quinta, fue conservada hasta el año 1910. Aquí recordaremos a Elisa Brown, hija del Alte., "la novia del río" o "la Ofelia de plata", que en el crepúsculo de 27 de diciembre de 1827, partió de su quinta para internarse en las aguas del Riachuelo, en estado de total desesperación al enterarse de la muerte de su novio, el oficial Drumond. Más tarde serían sepultados ambos en el cementerio de los Disidentes. Actualmente, los restos de Elisa, se encuentran en el cementerio de Recoleta con los de su padre. En la esquina, donde estaba su quinta, hay un monumento que la recuerda.  El Alte. Brown, ya enfermo de un mal incurable, falleció en 1857.

3. PLAZA COLOMBIA

Ubicación Av. Montes de Oca, Isabel La Católica, Brandsen y Pinzón.  Denominada así a partir del año 1937. En el centro de la plaza se encuentra el mástil y grupo escultórico realizado en bronce: "Izando la Bandera", del escultor Julio C. Vergottini. La placa de bronce fue fundida en Colombia y ofrecida por el Gobierno de Bogotá a Buenos Aires, (1940).  Un busto recuerda al Gral. San Martín, también obra de Vergottini, y un monumento a la madre, de Pedro Trenti.  En 1908, la Sra. Guerrero vendió a la municipalidad este predio que incluía la casona y hasta 1937 funcionó aquí la Subintendencia Municipal y luego la Dirección Nacional de Limpieza, hasta que fue demolida para delinear la plaza.

4. ANTIGUA CALLE LARGA (ACTUAL AV. MONTES DE OCA)

Esa avenida se extiende desde Av. Caseros hasta el Riachuelo, en el puente Pueyrredón. Alrededor de ella tuvieron sus quintas, las familias más representativas, como las de Balcarce, Díaz Vélez, Santamarina, Udaondo, Elizalde, Cambaceres, Ramos Mejía, Lavallol, Villate, Sáenz Peña, Guerrero, Videla Dorna, Alzaga, Sáenz Valiente, Herrera Vegas y muchas otras.  En aquella época, este lugar fue la zona de paseos y veraneos de familias acaudaladas, solían hacerse cabalgatas a la luz de la luna, en grupos de veinte a treinta personas. 

"Romance en el que se nombra / las calles de mi barrio: / Patricios, Gualeguay, / Montes de Oca, Salado. / Mis amigos del norte. / Yo perdido en el bajo."
González Carbalho.

5. PARROQUIA SANTA LUCÍA
Ubicación Av. Montes de Oca 550.Santa Lucía es la patrona del barrio. Desde 1783 existió un oratorio dedicado a la Santa, en la que fuera la quinta de María Josefa de Alquizaleta. Cien años después, la iglesia Argentina compró el terreno y construyó el actual edificio, en 1887.La primera misa se celebró el 13 de diciembre de este año, día de la Santa, y desde el año 1989, a pedido de los vecinos, la municipalidad estableció ese día como el "Día de Barracas". 

"Por el fácil declive / del suburbio nostálgico, / con el baldío torvo / y el callejón de un tango, / me llevan a una novia, / noche a noche del brazo, / por los puentes de hierro, / por el puerto en descanso."
González Carbalho.

6. LA ESQUINA DE "LA BANDERITA"

Fue muy famosa desde los comienzos de Barracas.  El origen del nombre se debe, a que este era un camino obligatorio para las carretas, porque pagaban peaje, también la hacienda del campo entraba a la ciudad por esta calle, y se detenían en esta esquina, en la casilla de inspección veterinaria donde se revisaba el ganado.

"No habrá de mi vida / más que el beso apretado. / Las fábricas en lenta / complicidad de carros, / coronan de ruido y humo / las horas de trabajo."

González Carbalho. 

Las grandes casonas fueron subdivididas y convertidas en casas de inquilinato. Los suburbios fueron ocupados por inmigrantes, en su mayoría italianos y españoles, lo que dio lugar a que las viviendas se multiplicaran y se subdividieran más. Así surgen los conventillos.  En la esquina de Martín García y Caseros, vivía la "Pulpera de Santa Lucía", recordada en el vals de Héctor Blomberg: "era rubia y de ojos celestes / reflejaban la gloria del día / y cantaba como una calandria / la pulpera de Santa Lucía".  Ernesto Sábato en su novela "Sobre héroes y tumbas", describe una casona del barrio de Barracas, situada en la calle Río Cuarto, donde vivía uno de sus personajes principales: Alejandra.

"Desde su entrada la casa resuma sugestión, con sus verjas herrumbrosas, su puerta chirriante y el acariciador perfume de jazmines y glicinas, con su jardín ahogado en yuyos, con sus galerías asentadas en columnas de hierro. Las rejas de las ventanas tienen un aire remoto. Las baldosas desniveladas y fragmentarias son signos de indigente incuria. El mirador, al que asciende por una escalera de caracol, por la que lleva Alejandra a Martín, es como un ingreso en la historia, con su techo deteriorado, su moblaje anacrónico y su espejo de esfumada luna. Toda la casa es un símbolo del pretérito irrecuperable. Sus habitantes son también como despojos claudicantes del pasado esplendor, de una época que lucha contra su extinción con la íntima convicción de su derrota."  

Delfín L. Garasa.

7. IGLESIA DE SANTA FELICITAS

Ubicada en Isabel La Católica, entre Pinzón y Brandsen  Creada en el lugar donde se encontraba la quinta de Don Martín de Alzaga, importante y rico comerciante vasco.  La casa principal ubicaba el centro de la actual Plaza Colombia. Allí habían instalado su Cuartel General, un ejército que, encabezado por Martín de Alzaga, héroe de la reconquista y defensa de 1806 y 1807, intentaron derrocar el Gobierno Revolucionario de 1812. Un esclavo que trabajaba en la quinta los denunció, y al huir Alzaga, se refugia en la capilla de Santa Lucía, pero es apresado, encarcelado y fusilado. Por es motivo, su nieto Martín heredó su fortuna y esta quinta.  Cerca de allí la familia Guerrero tenía su quinta. Felicitas Guerrero se casó con Martín de Alzaga, ya cincuentón. El matrimonio tuvo dos hijos que murieron de niños. Finalmente Don Martín fallece. A los 26 años, Felicitas, joven ,Hermosa y muy rica, volvió a brillar en los salones y fiestas de la sociedad porteña. Y no fueron pocos los pretendientes a casarse con la joven viuda. Uno de ellos, Enrique Ocampo, fue ignorado cuando Felicitas conoció a Sáenz Valiente, al que prefirió.  El despechado Ocampo, intentó reconquistarla, sin lograrlo. Una tarde, desesperado, se presentó en la quinta y pidió hablar con Felicitas a solas; no se sabe qué se dijeron, lo cierto es que se oyó una discusión muy fuerte, y el sonido de dos balazos. Uno hirió de muerte a Felicitas, que falleció tras una lenta agonía, y otro con el que desesperado, Ocampo se suicidó, allí donde se levanta actualmente el mástil.  La desesperación de los padres y amigos, varios presentes en la habitación contigua, fue inmensa. El escándalo corrió de voz en voz por toda la ciudad.   En memoria de su infortunada hija, los padres levantaron este templo en 1875, según el proyecto del Arq. Bunge. La Iglesia combina elementos netamente eclécticos, con reminiscencias góticas. Es la única Iglesia de Buenos Aires donde se encuentran estatuas que representan a seglares. Están realizadas en mármol de carrara y representan a Felicitas con sus hijos y a Martín de Alzaga. En la habitación que linda con la sacristía, está la tumba de mármol que guarda los restos de Felicitas.  Es una historia de amor, tragedia y desencuentro de esta vida, quizás trascienda en otra dimensión, con un verdadero encuentro, mientras tanto, en este rincón del barrio de Barracas quedan las sombras perdurables del recuerdo. 

"Cuando adormece el golpe / del martillo obstinado, /despiértanse canciones /pausadas en los labios. /Y el obrero a las cinco /la chaqueta en el brazo. /Y el patio estival /macetas con geranios. / el humo que tornara los colores cegados, / se desbanda de viento. /Y arde de cielo el barrio. /Cielo de más allá /de las cinco alumbrando / sobre las casas bajas. /Y un barrilete en alto. /Mi padre amó estas calles. /Él era tierno y áspero. /Vivió bajo su cielo /sombrío, aquerenciado. /Caminó sus veredas. /Desde aquí lo llevaron. /Hoy enaltezco el verso /diciéndolo de paso."

González Carbalho. 

El historiador Antonio Bucich afirma que en  los contornos del Riachuelo no había personas firmemente establecidas hasta principios del siglo XIX.  Barracas es un barrio industrial, con grandes y pequeñas fábricas, depósitos de almacenamiento, y la singular característica de su desarrollo a orillas del Riachuelo, sus casas bajas y sencillas que conservan la intimidad del barrio. 

"Barracas fue su barrio de higueras y potreros. Con un tango de Bardi, picardeado,  le alcanzó una alegría de piropo fiestero, también le dio una ardiente mocedad de boliches,  el aire musical de una guitarra  y una noche cuajada de grillos y luceros. Barracas fue su pan de pobre y su mañana,su escuela entre los libros abiertos de los pájarosy el viento que silbaba milongas de carrero.

José Portogalo.
Como PUBLICAR en esta página??? >>>>>> Click Aquí

Alquiler de Autos
Alquiler de Autos



Agencias de Turismo
Alquiler de Autos
Alquiler de Casas y Deptos.
Apart Hoteles
Bed&Breakfast
Bike Tours
Excursiones
Guias de Turismo
Hosterias
Hostels
Hoteles
Líneas Aéreas
Residenciales
Restaurantes
Transporte de Pasajeros
Tiempo Compartido
Turismo Aventura
Turismo Estudiantil Educativo

Informacion

Aconcagua
Antártida Argentina
Bodegas con Visitas
Camino del Inca
Caminos del Vino
Distancias entre Ciudades
Embajadas Argentinas
Embajadas Extranjeras
Embalses, Lagos y Lagunas
Eventos
Feriados Nacionales
Fiestas Nacionales
Ganadores de la Promo !!!
Inmobiliarias Turísticas
Malvinas Argentinas

Nuevas Incorporaciones
Nuevo Cuyo
Pasaporte
Patrimonio de la Humanidad
Recetas Comidas Típicas
Regiones Turísticas
Rutas de Argentina
Sitios Ramsar Argentina
Terminales de Ómnibus
Turismo en la web (links)
Vendimia
Vinos Argentinos

Alquiler de Autos
Alquiler de Autos

Pasajes de Omnibus

Para publicar en nuestro Portal haga click aqui

Argentina Bolivia Brasil Chile Colombia Costa Rica Ecuador Panama Paraguay Peru Uruguay Venezuela Publicidad Privacidad Aviso Legal Titularidad Servicios Clasificados Registrate y Gana!!! Trabaje con Intertournet Contactenos